Este avanzado sistema nos permite una aceleración en la  reparación-regeneración del tejido de colágeno, ayudando mucho en los procesos de curación y cicatrización de los tejidos blandos. Siendo muy útil su utilización en: 
– Fascitis/fasciosis plantares.
– Epicondilitis o epicondilangia lateral. 
– Calificaciones blandas del tendón supraespinoso. 
En estos procesos se presenta con  una fuerte y moderada  evidencia científica que lo avala. Aunque también podrán ser utilizadas en cualquier otro tipo de patología tendinosa.